Comidas y cenas. Cenas y comidas. Reuniones familiares que se repiten una y otra vez. Lo sabemos, es casi inevitable decirle que no a ese trozo de turrón, a ese polvorón que te está mirando con cara de “cómeme, por favor”. Es casi imposible pasar del pica-pica antes de ir a los canalones, al plato de gambas o al entrecotte. Y… ¿qué decir de esa copita después de cenar? Uno de los efectos más temidos de la Navidad es el aumento de un par o tres de quilos, que a la que te descuidas, ¡ya se han puesto en tus caderas!

Para que esto no sea así, la Dra Beatriz Beltrán nos da algún consejo de nutrición para estos días de champán y familia:

1. Contrólate los días que no hay “nada que celebrar”. No vale eso de por un día más…

2. Si sabes que el día 24 vas a cenar mucho, come con cabeza al medio día y contrólate al día siguiente. Si la cena ha sido copiosa, que la siguiente comida sea light.

3. No sirve de nada que te pases el día 31 sin comer nada: tendrás más ansiedad por la noche y devorarás lo que durante el día no has comido.

4. ¡Haz deporte! Es el mejor modo de paliar el efecto Navidad. Además, te servirá para despejarte de tantos días familiares seguidos.

Aún y así, y siguiendo los consejos, sabemos que es difícil no ganar peso en estas fechas tan señaladas del año. Recuerda que, lo mejor para recuperar la forma, es hacer una dieta totalmente personalizada y adaptada a ti y a tu metabolismo. ¿Has probado con las dietas de la Dra Beatriz Beltrán? Tienes más información en www.drabeatrizbeltran.com

navidadbea