detoxificante

Es un tipo de dieta que limpia el organismo de toxinas a través de una alimentación sana y equilibrada. Al depurar el organismo, todos los órganos de nuestro cuerpo funcionan mejor, especialmente aquellos susceptibles a las toxinas, como: el intestino, el hígado, la piel, el riñón, etcétera.

Las toxinas entran en nuestro cuerpo continuamente, ya sea a través de la comida, de la bebida o del aire que respiramos. Nuestro organismo está preparado para eliminarlas a través del riñón, del hígado y de la piel. Sin embargo, la velocidad y la cantidad de toxinas que se introducen en nuestro cuerpo hacen que esos mecanismos no sean suficientes y por ello las toxinas se van acumulando.

La acumulación de estas toxinas tiene muchos efectos negativos para el organismo, que van desde dolores de cabeza, cansancio, falta de energía, bajada de defensas, y hasta pueden ser los precursores de afecciones más graves.

En este tipo de dietas puede perderse algo peso, aunque no es lo primordial, pero si el peso es normal no hay variación.

Es una dieta basada en realizar una pautas dietéticas personalizadas y un tratamiento especifico de depuración, centrándonos en el problema que se quiera solucionar. Es recomendable seguir estas dietas después de excesos alimentarios, como por ejemplo después del verano o la Navidad.

También está indicada en personas que tomen medicación crónica, especialmente corticoides, como lo son las personas con Fibromialgia, fatiga crónica o con problemas en la piel como eczemas o psoriasis.