La flacidez del óvalo facial es uno de los problemas que más preocupa a las mujeres a partir de los 40 años. Hasta ahora, muchas de ellas, han desistido al lifting y a tener una cara definida y rejuvenecida por el miedo al quirófano.
Pero, con los hilos tensores, que es lo mismo que, el lifting sin cirugía, puedes incorporarte a tu vida cotidiana con total normalidad justo al salir de la clínica, y por supuesto, sin tener ninguna molestia ni inflamación alguna. ¿A que es perfecto? Ya no es necesario pasar por el quirófano para decirle adiós a las arrugas y a la flacidez.

¿Cómo lo hacemos? La Dra. Beatriz Beltrán, primero tensa el tejido caído mediante unas suturas y seguidamente rellena aquellas zonas que les falta volumen y relaja con toxina botulínica las arrugas creadas por la expresión.
Gracias a las suturas soft podemos conseguir un resultado totalmente natural, consiguiendo una cara descansada, saludable y tensa.

Esta técnica de lifting nos permite tensar el cuello, redefinir el óvalo facial, como también a nivel corporal podemos mejorar la flacidez tanto de brazos como de piernas.

Si te apetece hacerte un lifting pero te da recelo pasar por el quirófano, los hilos tensores son tu oportunidad. Estar guapa y con aspecto saludable ya no tiene complicaciones ni miedos.
Si tienes cualquier duda, la Dra. Beatriz Beltrán te atenderá personalmente en su clínica de Passeig de Gràcia, 78 Planta 5 Pta. 2.

¡Nos vemos!bea