La técnica

El “triángulo de la belleza” lo forman los pómulos altos y la línea mandibular delgada o bien definida propio de los rostros jóvenes. Es decir, la parte superior del rostro es más ancha y el mentón es alargado, suponiendo el punto más estrecho del rostro. Unos factores que generan una apariencia relajada y positiva.

Sin embargo, con el paso del tiempo, esta distribución de volumen que crea una apariencia atractiva, va desapareciendo. Poco a poco, los signos del triángulo de la belleza se invierten, debido a los siguientes cambios que va experimentando el rostro:

  • Línea mandibular más ancha y laxa
  • Forma facial descolgada
  • Pómulos y mejillas más aplanadas
  • Acentuación de los surcos que van de la nariz a la boca.
  • Las comisuras bucales se dibujan hacia abajo

La combinación de estos factores genera un aspecto envejecido y con este tratamiento lo que conseguimos es potenciar el triángulo de la belleza-

Así, el “triángulo de belleza” demuestra cómo la disminución del volumen puede causar que la cara adopte una apariencia negativa, triste o fatigada. A su vez, esto puede dar lugar a percepciones incorrectas del estado humor o incluso de la imagen de una persona.

¿Cómo solucionar este problema?

Con La Magia de los 5 Pinchazos, la forma más natural de conseguir que la gente note una mejoría en tu rostro pero sin que nadie sepa que te has sometido a ningún tratamiento.

USOS

Cara cansada

DURACIÓN SESIÓN

* 20 min

DURACIÓN TRATAMIENTO

1 año

DOLOR

No.

RECUPERACIÓN

Vida normal al salir de la consulta.

* El número de sesiones y su duración dependerán de la severidad de cada caso.