El limón es conocido por sus propiedades astringentes, desinfectantes y funciona como un blanqueador natural, pero además se caracteriza por sus altos contenidos de vitamina C, antioxidantes, y compuestos que regulan la acidez y  favorecen la eliminación de grasa.

Aquí te presentamos unos trucos para sacarle el máximo partido al limón:

- Es bueno para la piel

Si tienes la piel grasa este ingrediente y sus propiedades astringentes favorecen la eliminación de excesos de grasa y mejora significativamente la apariencia de la piel. Se debe aplicar antes de ir a dormir y bajo ningún concepto exponerse al sol ya que puede provocar manchas en la piel (al día siguiente es conveniente utilizar protector solar). Lo único que tienes que hacer es exprimir un poco de limón y aplicarlo directamente en el rostro utilizando un pomo o trozo de algodón.

- Exfoliante de labios (para labios secos)

Si luces unos labios secos y con apariencia agrietada una buena solución es aplicar jugo de limón en los labios antes de ir a dormir y empezarás a notar cambios ya que favorece la hidratación y eliminación de células muertas.

- Para un cabello con reflejos

Éste es el uso más conocido ya que ha mostrado en el sector belleza muy buenos resultados. Para aclarar y darle brillo al cabello, se debe aplicar jugo de limón sobre el cabello y exponerte al sol. El limón ayudará a aclarar tu cabello dando reflejos claros y dorados. Lo recomendado es hacerlo al menos 1 vez por semana para lograr buenos resultados.

- Combate los puntos negros y elimina las manchas de la piel

Como hemos comentado a priori los limones tienen propiedades astringentes y antibacterianas que son grandes aliadas para combatir los molestos puntos negros favoreciendo la eliminación de toxinas y limpiando profundamente la piel. Por otro lado ayuda a eliminar las manchas de la piel.En horas de la noche, frota un poco de limón en la piel, deja actuar 10-15 minutos y retíralo con abundante agua fría. Recuerda que no debes hacer este tratamiento cuando tengas que exponerte al sol ya que puede generar reacciones adversas.

- Fortalecedor y aclarante de uñas

El uso de químicos, las labores del hogar y muchos malos hábitos pueden hacer que tus uñas se debiliten y/o se manchen. El limón favorece la eliminación de manchas en las uñas, al mismo tiempo que las fortalece. Para esto basta con combinar un poco de zumo de limón con dos cucharadas de aceite de oliva y posteriormente aplicarlo sobre las uñas.

- Para tus axilas

El limón puede ayudarte a cuidar la piel de tus axilas, ya que sus propiedades funcionan como un desodorante natural, al mismo tiempo que aclara las manchas negras que suelen formarse en esta área del cuerpo. El ácido cítrico del limón se encarga de matar las bacterias que causan el mal olor, así que te puede servir como desodorante de emergencia. Para aclarar las axilas, lo recomendado es mezclar jugo de limón con avena y un poco de miel; la pasta resultante se aplica sobre la piel de las axilas y se deja actuar durante 1 hora.

Éstas son algunas de las propiedades que tiene el limón. ¡Una fruta que no nos deja de sorprender!

Este artículo ha sido en colaboración con el instituto superior de coaching.