¡Buenos días amig@s! Mi entrada de hoy va dedicada a algo que muchos confunden: ¿alimentarse o nutrirse? Esa es la cuestión.

Alimentarse es simplemente ingerir cualquier alimento, ya sean alimentos sanos o alimentos que no aportan nada a nuestro organismo. Lo podemos llamar comida basura o “chatarra alimentaria”. Nutrirse, sin embargo, es ingerir alimentos que aportan a nuestro organismo los nutrientes esenciales: vitaminas, minerales, fibras, proteínas… Nutrientes que ayudan que nuestro cuerpo funcione mejor y a que tengamos más energía.

comer

Nosotros estemos expuestos a carencias que pueden llevarnos a padecer enfermedades. Por ese motivo, hay personas que ingieren grandes cantidades de alimentos y, aun así, sufren deficiencias nutricionales. Esto sucede comúnmente a niños y adolescentes que consumen muchas calorías provenientes de azucares y grasas, lo que supone sobrepeso y anemia a la vez, ambas patologías por carencia de hierro en su alimentación.

Apunte: En tus manos está lo que quieres hacer, alimentarte o nutrirte.

Eso sí, es fundamental alimentarse para nutrirse. Para ello es fundamental elegir muy bien los alimentos que nos van a ayudar a conseguirlo. Finalmente, tengo una regla de oro que aunque es muy básica funciona muy bien:  “todo lo que tiene vida, nos aporta algo”.

En definitiva, lo que deberíamos es evitar todos aquellos alimentos procesados. Sino queremos ser tan estrictos, podemos disminuirlos y tomarlos sólo de forma ocasional. Por ejemplo, todas las verduras y frutas son una fuente natural de carbohidratos, de los que denominamos buenos, y además nos aportan vitaminas y minerales que son imprescindibles para nuestro organismo. Así como, las proteínas las obtenemos de carnes y pescados. Y respeto a las grasas hay que tomarlas de origen vegetal, por ejemplo, el aceite de oliva nos aporta grasa cardiosaludable.

Así que… ¡aliméntate nutriéndote y te encontraras mil veces mejor! 

1